As a new community service, LebTown will begin publishing Spanish language translations of coronavirus news. We will do our best to get as much information out to the public as quickly as possible.

Como un nuevo servicio comunitario, LebTown comenzará a publicar traducciones en Español sobre las noticias de el Coronavirus. Haremos todo lo para transmitir al público la mayor cantidad de información posible.

English

Conoces la definición de “limbo”. Es ese punto de acceso ideológico donde algo tiene futuro, pero nadie está exactamente seguro de lo que es.

Advertisement

A veces, en esos casos, el curso de acción adecuado es simplemente dejarlo ir – en sentido figurado, no literalmente. Controla las cosas que puedes controlar, sabiendo que definitivamente se resolverá por sí solo.

Brandt’s Mill es el ejemplo local perfecto del escenario de buenas noticias-malas noticias. La buena noticia es que no irá a ninguna parte pronto, y la mala noticia es que no irá a ninguna parte pronto.

Pero lo que hace que todo eso sea tan difícil de digerir es su lugar en el pasado de Annville y el condado de Lebanon.

Advertisement

“Lo principal como cuidadores, nuestro plan es mantener y mantenerlo para los próximos propietarios”, dijo Shawn Kilpatrick, presidente de McGreary Grains, con sede en Lancaster, propietaria de Brandt’s Mill. “Si no hay otro propietario, procederemos y lo convertiremos en otra cosa. No dejaremos que se abandone. Por ahora, solo queremos mantenerlo agradable. Queremos mantener esa propiedad histórica relevante”.

Kilpatrick dijo que ha habido “un gran interés” en la fábrica.

“Los amigos de Old Annville lo han preguntado en varias ocasiones. Pero nunca hemos tenido prisa por vender el molino. No es solo el dinero, también es lo que van a hacer con la fábrica. Contrariamente a algunos informes, el molino en realidad no se inunda todo el tiempo. Se necesita un tipo específico de tormenta para inundarla”.

Advertisement

Brandt’s Mill está ubicado en 545 West Queen Street en Annville, en el arroyo Quittapahilla, justo al lado de la ruta 422. Es uno de los hitos históricos del lugar, obstruido a la vista de los transeúntes por un crecimiento relativamente reciente de árboles y arbustos más jóvenes.

Kilpatrick dijo que McGreary Grains está practicando la paciencia con respecto al futuro de la fábrica. La compañía no quiere que la propiedad sea abandonada. 
(Jeff Falk)

El molino pudo haber sido construido por el fundador de Annville, Andrew Miller, en la década de 1750. Durante más de dos siglos y medio, Brandt’s Mill, llamado así por su propietario, David Groh Brandt, a principios del siglo XX, había producido harina a partir de granos, utilizando la energía generada por las aguas fluidas de Quittapahilla.

“Definitivamente es una propiedad genial, pero genial no paga las cuentas”, dijo Kilpartick. “Caminando por la propiedad, puede sentir la historia del molino. Es impresionante, porque a pesar de lo cerca que estás de 422, no escuchas el tráfico. Es una sensación muy relajante allí. El agua corre a través de las rocas. Definitivamente es muy pacífico. Solo quieres pasar el rato en el arroyo. Definitivamente es una muy buena propiedad”.

Advertisement
El puente de estructura de acero fue destruido en 1972 durante el huracán Agnes. 
La presa era la fuente de energía original para el molino. 
(Amigos de Old Annville)

El mejor de los casos, dijo Kilpatrick, es que un fabricante de harina se haga cargo de la propiedad y sus operaciones.

“Tal vez [lo] ejecutarían uno o dos días a la semana. Si va a tener mano de obra constante allí todos los días, no estoy seguro de cómo podría competir en el mercado. Habíamos contactado a alguien en la comunidad Amish, y algunas otras cosas han fracasado. Hemos sido pacientes con la propiedad. No nos cuesta mucho dinero mantenerlo”.

La propiedad de 4,85 acres de Brandt’s Mill ha estado a la venta durante aproximadamente tres años, y continúa en venta.

Advertisement

El 30 de agosto de 2018, McGreary Grains ofreció la propiedad Brandt’s Mill en una subasta pública. En ese momento, solo había una oferta presentada, y esa oferta no fue aceptada por McGreary Grains.

Lee Más: La histórica fábrica de Annville necesita comprador para mantener el estado de “operación más larga”

Desde entonces, ha habido poco o ningún movimiento en la propiedad, en el frente de compras. Kilpatrick se negó a revelar el precio de venta de la propiedad de Brandt’s Mill.

“Tuvimos una oferta, pero no pudimos llegar a un acuerdo en ese momento”, dijo Kilpatrick de la subasta de 2018. “No se equivoquen al respecto, el 99,9 por ciento de las personas que asistieron a la subasta estaban allí para hacer un recorrido por la fábrica. Fue un poco decepcionante. Ni siquiera nos acercamos al precio de venta. Si hubiera vendido boletos para que la gente paseara y recorriera la propiedad, habría ganado una buena cantidad de dinero”.

Kilpatrick dijo que no habrá otra subasta para la propiedad, ya que la primera estaba plagada de miembros del público que estaban más interesados ​​en visitar la fábrica que en comprarla. 
(Jeff Falk)

Kilpatrick dijo que está buscando involucrar a un agente de bienes raíces que se especialice en propiedades como Brandt’s Mill, y que “definitivamente” no habrá otra subasta en el futuro de la propiedad. (Nota del editor: desde que se realizó esta entrevista, la propiedad se incluyó en Bering Real Estate por $249.000).

Además del precio inicial de McGreary Grains, la clave del futuro de Brandt’s Mill puede estar vinculada a su uso propuesto. Puede que no tarde mucho en devolverlo a su uso original de convertir el grano en harina.

En un momento, Brandt’s Mill fue reconocido como el molino harinero más antiguo de los Estados Unidos.

Un anuncio de 1910 para la harina producida en el molino. 
(Amigos de Old Annville)

“Operamos hasta el último día [antes de su cierre], y todo se ha quedado solo”, dijo Kilpatrick. “Sería necesario desarmar las cosas, limpiarlas y volver a armarlas. No sé cuánto costaría ponerlo en funcionamiento. Si entrara alguien, tomaría algunas semanas de mantenimiento para que vuelva a funcionar.

“Hay muchas ideas para su uso”, continuó Kilpatrick. “Siempre tenemos personas que se nos acercan con ideas. Hemos analizado la posibilidad de dedicarlo a nuestros productos orgánicos o posiblemente convertirlo en un centro de investigación. Analizamos la posibilidad de convertirlo en un museo, pero no es fácil subir y bajar los escalones. Hacerlo accesible para discapacitados sería muy difícil. Sería un campamento natural realmente genial”.

Advertisement

Kilpatrick dijo que está “extremadamente abierto” a las ideas, pero en este momento, la paciencia es clave.

Advertisement

“Simplemente no queremos ver que se abandone”, dijo.

El actual Brandt’s Mill sigue siendo fiel a su pasado histórico. Ubicado en el terreno se encuentra el molino de piedra caliza y madera de cuatro pisos, una tienda de mampostería de dos pisos con una gran puerta de garaje, cuatro silos de concreto y un gran contenedor de granos. Y, por supuesto, las aguas ondulantes del Quitty.

El riesgo de inundación del arroyo es un escenario real pero raro, dijo Kilpatrick, ya que se necesita un tipo de tormenta “específica”. 
(Jeff Falk)

“Tiene algunas limitaciones”, dijo Kilpatrick. “Tienes que lidiar con el potencial de que pueda inundarse. La belleza del arroyo crea un pequeño problema. Pero te dejas atrapar por el agua corriente. El molino está hecho para llevar agua a través de él.

“Me apasiona la vida natural”, agregó Kilpatrick. “Creo que deberías intentar comer orgánico cuando puedas. Me encantaría ver que la propiedad sea parte de eso”.

Advertisement

La propiedad de Brandt’s Mill fue comprada por Mark Hershey en 1980, luego vendida a David Brandt en 1998. McGreary Grains había estado haciendo negocios con Brandt hasta el momento de la compra de Brandt’s Mill en 2002.

Advertisement

“Es bastante históricamente significativo”, dijo Kilpatrick. “El linaje se remonta a algunas de las primeras familias en venir a este país. Es uno de los edificios más antiguos de Annville. Si subes por Quitty hacia [Ruta] 934, se encontró hierro fundido en una herrería. Definitivamente hay mucho en esa área, históricamente.

Advertisement

“La gente definitivamente sabe sobre el molino, especialmente los locales”, continuó Kilpatrick. “Definitivamente es popular. La gente tiene interés en ello. Es por eso que la gente estuvo allí la noche de la subasta. Pero ha sido increíble trabajar con todos. Quieren ver que algo le suceda”.

La pregunta de qué sucederá exactamente permanece.

Traducido por Nelly Arvizu


¿Conoces una parte de la historia del condado de Lebanon que deberíamos compartir? ¡Danos consejos sobre qué presentar a continuación!

Regala el periodismo local.
Si está agradecido por lo que LebTown aporta a la comunidad, considere unirse a nuestra causa como miembro. Los miembros pueden ver nuestro calendario de publicaciones cada semana, además de invitaciones a nuestro grupo de Facebook solo para miembros y horas felices.

Regístrese para obtener una membresía anual utilizando el siguiente enlace, y le daremos una taza LebTown gratis en la próxima hora feliz.

Obtenga más información y únase ahora aquí.

Este artículo se actualizó para incluir un enlace a la lista de bienes raíces de la propiedad del molino.

Advertisement