As a new community service, LebTown will begin publishing Spanish language translations of coronavirus news. We will do our best to get as much information out to the public as quickly as possible.

Como un nuevo servicio comunitario, LebTown comenzará a publicar traducciones en Español sobre las noticias de el Coronavirus. Haremos todo lo para transmitir al público la mayor cantidad de información posible.

English

Esta columna fue enviada a LebTown. Lea nuestra política de envío aquí.

Advertisement

Han pasado 100 años desde que Nelson George Greene, de Lebanon, comenzara su carrera profesional en el béisbol. En su día, las hazañas de Nelson en el diamante estaban buen documentadas; él era una especie de celebridad en la ciudad, y los lectores interesados podían seguir su ascenso en la escalera del béisbol. Tal due la medida del renombre local de Nelson el día que salió de la ciudad en febrero de 1924, la prensa informó que, “en la estación [del tren] esta mañana se despidió [e] de una de las reuniones de amigos más grandes que ha tenido reunidos en las calles Octava y Scull para este propósito en años. La reunión no solo consistió en atletas, admiradores y amigos personales, sino que también incluyó a varios hombres de negocios de la ciudad, que están profundamente interesados en el future del twirler”. Era un futuro que el joven difícilmente podría haber imaginado.

Una selección de recortes de periódicos sobre Nelson Greene, de las ediciones de 1920, 1930 y 1929 del Lebanon Daily News, respectivamente.

Ese futuro había puesto en marcha cuatro años antes y a 400 millas de distancia. en 1920, Doherty Park, en Durham, Carolina del Norte, hogar de los Durham Bulls de la Clase D de la Liga Piedmonte, fue sede se juegos de béisbol por primera vez desde la temporada de 1917, que se había abreviado por la entrada de Estados unidos en la guerra. Si bien los Bulls no fueron muy buenos en 1920 (terminaron sextos en una liga de seis equipos), tuvieron un muy buen jugador, un lanzador, conocido simplemente como “Zurdo” Nelson. Naturalmente, Nelson era zurdo, zurdo. Mientras los Bulls luchaban por obtener victorias, la mayoría de las veces podían contar con Nelson para entregarlos. El 15 de mayo, con los Bulls ganando solo siete de sus primeros veinte juegos, el Durham Morning Herald informó del juego de la tarde anterior que “Lefty”, durante una victoria por 3-1 sobre High Point, había brindado la “mejor exhibición de giros de zurdo que han dado los lanzadores locales esta temporada”. Un mes más tarde, el 24 de junio, el titular anunciaba que los Patriotas de Greensboro habían sido “humillados” por Lefty Nelson, ya que, en una derrota por 4-2, “Southpaw demostró demasiado para los líderes de la Liga”. El mes siguiente trajo poco alivio a los oponentes de los Bulls. El 9 de julio, en el “mejor juego” de Nelson, una victoria de 10-2 sobre Danville, “trabajó con facilidad e hizo que los bateadores visitantes adivinaran”. Esa victoria fue la novena consecutiva de Lefty. Nelson mantuvo sus formas ganadoras por el resto de la temporada, en el camino a 23 victorias líderes de la liga. el “zurdo probó demasiado para los líderes de la liga”. El mes siguiente trajo poco alivio a los oponentes de los Bulls. El 9 de julio, en el “mejor juego” de Nelson, una victoria de 10-2 sobre Danville, “trabajó con facilidad e hizo que los bateadores visitantes adivinaran”. Esa victoria fue la novena consecutiva de Lefty. Nelson mantuvo sus formas ganadoras por el resto de la temporada, en el camino a 23 victorias líderes de la liga. el “zurdo probó demasiado para los líderes de la liga”. El mes siguiente trajo poco alivio a los oponentes de los Bulls. El 9 de julio, en el “mejor juego” de Nelson, una victoria de 10-2 sobre Danville, “trabajó con facilidad e hizo que los bateadores visitantes adivinaran”. Esa victoria fue la novena consecutiva de Lefty. Nelson mantuvo sus formas ganadoras por el resto de la temporada, en el camino a 23 victorias líderes de la liga.

Advertisement

Una actuación tan abrumadora no pasó desapercibida entre el círculo íntimo del béisbol. “Mike Finn”, se informó, un explorador de los Tigres de Detroit, había estado observando a los Bulls y “se había expresado satisfecho con el trabajo de Nelson”. Sin embargo, no hay constancia de que Lefty haya recibido ofertas en ese momento.

El zurdo Greene no siempre tenía la vista puesta en el béisbol profesional. 
Estudió para ser ingeniero, y después de su destacada carrera, también hizo realidad ese sueño. 
(Foto proporcionada)

Lefty regresó con Durham en 1921. Sin embargo, en abril, los fanáticos tuvieron un pequeño secreto. “Nelson Greene es el nombre correcto del zurdo estrella del equipo Durham de la liga de Piedmont”, divulgó la prensa, “aunque la temporada pasada fue conocido como ‘Lefty’ Nelson … Greene, un ex lanzador de la Universidad de Lehigh, deseaba una carrera universitaria más larga y camufló su nombre la temporada pasada. Este año será conocido por su nombre propio”.

Greene no se había propuesto ser un jugador de béisbol profesional. Un miembro de la clase de High School secundaria de Líbano de 1918, Nelson inicialmente había planeado seguir una carrera de ingeniería. Después de un breve desvío a Atlanta como parte del programa de Entrenamiento de Oficiales del Ejército, Nelson había pasado 1919 en Lehigh, complementando los estudios de ingeniería mecánica al unirse al equipo de béisbol de primer año. Que seguiría el deporte como aficionado era prácticamente un hecho. De hecho, a Nelson le encantaba el béisbol. En Lebanon High, había jugado en el equipo universitario, tomando el montículo durante los juegos en casa en el campo Bethlehem Steel, en las calles Third y Green. Es posible que el joven estuviera allí el día de septiembre de 1918 que Babe Ruth jugó para el equipo de Líbano en la Liga de Acero, aunque lo más probable es que Nelson ya se haya ido al Ejército. Por el bien de la nostalgia, Es divertido imaginar al joven de 18 años mirando con entusiasmo entre la multitud, pero no importa. Él y Ruth estaban destinados a cruzarse más tarde.

Advertisement

Ya sea intencionado o no, el primer año de Nelson en Lehigh también fue el último. Después de pasar las vacaciones de Navidad en el Líbano (vivía con su abuela, Hettie, en 40 Cumberland Street), la última visión que tenemos del joven en la escuela fue en febrero de 1920. Luego, según se informó, había terminado su Exámenes de mitad de año en Lehigh y regresó al Líbano durante una semana más o menos para visitar a sus familiares. Según todos los informes, nunca más se inscribió en la escuela.

En algún momento, Charles “Pop” Kelchner había entrado en la vida de Nelson. Después de una larga carrera como profesor y entrenador en el Albright College, en 1918, Kelchner, residente de Myerstown, se convirtió en director físico de la planta de Lebanon Steel, y en 1920, secretario general de la YMCA de Lebanon, donde Nelson trabajaba con frecuencia. Además, Kelchner también fue uno de los principales exploradores de las grandes ligas de béisbol. Kelchner recomendó a Nelson a Durham, y comenzó la carrera profesional de Lefty Nelson.

De tales decisiones se toman vidas a menudo. En sus últimos años, su hijo le preguntó una vez a Nelson, cuyo hijo mostró potencial como jugador de béisbol, qué hacer para promover ese potencial. “Rómpele las piernas”, respondió Nelson con desgana, “para que no pueda practicar deportes. Luego envíelo a una buena universidad para que pueda estudiar mucho y prepararse para una gran carrera”. El viejo sabía de qué estaba hablando.

Con la búsqueda de su carrera en el béisbol firmemente en marcha, la tarde del 9 de octubre de 1922 en Lebanon, le dio a Nelson una oportunidad fabulosa para evaluar su progreso. Después de completar una triste temporada del séptimo lugar, un grupo de jugadores del Philadelphia Athletics (con algunos Phillies jugando también) comenzó una gira de torbellinos, y ese día, llegó al campo de la Liga de Acero para enfrentarse a un equipo de Líbano All- Estrellas. Nelson, de 22 años, recién llegado de una temporada 15-11 con los estancos de Clase C Danville (Virginia), fue nombrado lanzador titular del Líbano. Fue un día emocionante en la ciudad. R. Ray Miller, el gerente del equipo, propietario de la tienda de comestibles Miller de Líbano, había organizado el juego y había trabajado incansablemente para anunciar el concurso. Se sentó en el banco de casa, fumando un cigarro negro siempre presente. Una multitud estimada de 5.000 estaba presente, con cientos más observando desde puntos estratégicos fuera del estadio: encima de vagones a lo largo de las líneas de ferrocarril de Green Street en Pennsylvania; así como “las copas de las casas, las copas de los árboles, los postes telefónicos … y otros puntos donde podían vislumbrar el campo … Los automóviles” también “estaban estacionados en líneas continuas a lo largo de la calle Tercera, desde Green hasta Chestnut, y de arriba a abajo Calles verdes, sauce y primavera. Fue, con mucho, la mayor multitud de fanáticos presenciar un juego de béisbol en Bethlehem Field desde los días de la Liga de Acero”. Pop Kelchner, el entrenador en jefe del Líbano, recorrió la línea de entrenamiento del Líbano, vistiendo el uniforme de su empleador, los Cardenales de San Luis. postes de teléfono … y otros puntos donde podían ver el campo … Los automóviles, “también”, estaban estacionados en líneas continuas a lo largo de Third street, desde Green hasta Chestnut, y hacia arriba y hacia abajo en las calles Green, Willow y Spring. Fue, con mucho, la mayor multitud de fanáticos presenciar un juego de béisbol en Bethlehem Field desde los días de la Liga de Acero”. Pop Kelchner, el entrenador en jefe del Líbano, recorrió la línea de entrenamiento del Líbano, vistiendo el uniforme de su empleador, los Cardenales de San Luis. postes de teléfono … y otros puntos donde podían ver el campo … Los automóviles, “también”, estaban estacionados en líneas continuas a lo largo de Third street, desde Green hasta Chestnut, y hacia arriba y hacia abajo en las calles Green, Willow y Spring. Fue, con mucho, la mayor multitud de fanáticos presenciar un juego de béisbol en Bethlehem Field desde los días de la Liga de Acero”. Pop Kelchner, el entrenador en jefe del Líbano, recorrió la línea de entrenamiento del Líbano, vistiendo el uniforme de su empleador, los Cardenales de San Luis.

Advertisement

Nelson tuvo su trabajo hecho para él. Si no todos los titulares de Atletismo se habían comprometido a jugar, uno de ellos sí fue Edmund “Bing” Miller, el centrocampista titular de los Atléticos. Miller había sido uno de los pocos puntos brillantes en una temporada por lo demás sombría para los Atléticos; en solo su segunda temporada, aunque a la edad avanzada de 27 años, Bing había bateado 21 jonrones, cuarto mejor en la Liga Americana, y bateó .335 (quinto mejor). Miller también obtuvo varios votos como el jugador más valioso de la Liga Americana. Durante la práctica de bateo, Miller depositó algunas explosiones sobre la cerca del campo izquierdo, por lo que Nelson tendría que tener cuidado con sus ofrendas al bateador diestro.

Al final, el juego ni siquiera estuvo cerca. Tal vez los jugadores de las Grandes Ligas no pudieron darlo todo, pero ese día, Lebanon, con Nelson lanzando todo el juego, “jugó anillos en torno a las tormentas de los graneros” y ganó 8-2. Entre los nueve hits que Nelson permitió había dos sencillos de Bing Miller, más el triple potencial de Miller que fue anulado por un centrocampista del Líbano, quien hizo una “captura hermosa”. Además, Nelson registró tres ponches. En general, señaló la prensa, “el trabajo de Greene en el montículo fue bastante igual al de [Lefty] Weinert de los Filis, su oponente”. Nelson había demostrado su valía contra los bateadores de las grandes ligas. Pronto, tuvo la oportunidad de enfrentarse al bateador más poderoso de todos.

Si, como se ha dicho en los deportes, ganar es lo único, entonces 1923 fue el año en que Nelson finalmente experimentó lo único que importaba. También se dio cuenta de varios logros personales fundamentales. Fue su año decisivo. Como el as de lanzadores de los Colts de Clase B Richmond (Virginia), quienes jugaron sus juegos en casa en el Parque Mayo Island, a orillas del río James, Nelson registró un sensacional récord de 19-11. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, los Colts salieron al final de una disputada persecución en el banderín y perdieron el campeonato de la Liga de Virginia ante los Wilson Bugs por .001 puntos porcentuales. Sin embargo, a través del prisma histórico de 97 años, las noticias más emocionantes se anunciaron en un pequeño titular del 4 de junio en el Lebanon Daily News: “Nels [sic] Greene Pitched Game For Richmond”, declaró; “Contra los yanquis de Nueva York”, ante 15,000 fanáticos,

Era solo un juego de exhibición, una ocurrencia regular en aquellos días, pero Nelson había golpeado al “Sultán de Swat” en un año en el que Ruth pegaría 41 jonrones líderes en la liga. Además de los Yankees, otros clubes de renombre también jugaron contra los Colts, entre ellos los Gigantes, los Cardenales y los Dodgers. Y es el último equipo contra el que Nelson causó la mayor impresión; En septiembre, firmó un contrato de Grandes Ligas para jugar en Brooklyn.

Advertisement

A pesar de toda la euforia que debió sentir el joven, la carrera de Nelson en las Grandes Ligas no iba a durar mucho. El 4 de octubre, estaba en Brooklyn para lanzar las últimas cuatro entradas de un juego de exhibición de siete entradas en el histórico Washington Park, el precursor del estadio actual de los Dodgers, Ebbets Field. (Las ganancias de la exposición se utilizarían para financiar la conversión del Parque Washington en un parque recreativo público). Al final de la temporada, Nelson regresó al Líbano para prepararse para intentar formar el equipo la primavera siguiente. (En el Líbano, el 6 ‘, 1 “Nelson jugó el centro para el equipo de baloncesto del St. Joe’s Catholic Club. El invierno anterior, había jugado el mismo papel con el campeón de la liga de la ciudad de Ray Miller.

Así fue que en febrero de 1924, muchos de los ciudadanos del Líbano acudieron a la estación de tren para despedir a Nelson a Clearwater, Florida, donde se entrenaron los Dodgers. Después de un buen campamento, hizo el equipo. El 28 de abril, Nelson hizo su debut en la temporada regular de las Grandes Ligas, trabajando tres entradas de alivio en Boston, contra los Bravos. Luego, Nelson hizo lo que sería, quizás, el punto culminante de su carrera demasiado breve en las Grandes Ligas. Llegó el 3 de junio, en el Polo Grounds de Nueva York, contra los Gigantes de Nueva York. No está claro si el gerente de Brooklyn, Wilbert Robinson, hizo un movimiento calculado o simplemente no tuvo un titular descansado. pero en el segundo juego de un doble juego, Nelson fue llamado a comenzar contra los Gigantes. Como informó la prensa al día siguiente, el zurdo “no estaba tan mal”; en tres entradas, “mostró nerviosismo, control y una gran curva. Sin embargo, en la tercera entrada, rindió un monstruoso jonrón a un futuro miembro del Salón de la Fama, el campocorto de los Gigantes, Travis Jackson, y finalmente perdió 3-2. Nelson lanzó dos veces más esa temporada, y luego fue enviado a los menores. La siguiente temporada, volvió a formar parte del equipo, lanzó once juegos en alivio, y nuevamente fue enviado a los menores. A pesar del interés de otros equipos a lo largo de los años, Nelson nunca regresó a las ligas mayores.

Al igual que miles de jugadores de pelota antes que él, Nelson trató de aguantar en las ligas menores todo el tiempo que pudo. Finalmente, con Harrisburg, en 1931, su brazo se rindió. Tenía 31 años de edad; Sus perspectivas, bastante limitadas. En diciembre de 1924, indudablemente al ras de las visiones del éxito de las grandes ligas, Nelson se casó con Elsie Brensinger, ella de una familia muy respetada en la parte sur de la ciudad. Su primer hijo, Nelson, llegó en abril de 1926; Robert, en julio de 1930. La familia de Nelson estaba completa.

Aquí, durante la mayor parte de la próxima década, resuena la Depresión de los años treinta, una historia del alma con mala suerte que busca una forma de alimentar a su familia. Como contactor general, Nelson pasó de un trabajo a otro; de hecho, el censo de 1940 lo registró como desempleado. Sin embargo, también su historia contiene un final feliz.

Nelson permaneció en Berlín después de la guerra como ingeniero civil, y recibió la Medalla de Elogio del Ejército por el general Lucius Clay, el gobernador militar de los Estados Unidos por su servicio. 
(Foto proporcionada)

Nelson, de hecho, se convirtió en ingeniero: en abril de 1942, se alistó en el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos. Para sus primeras tareas, regresó al área de su mayor gloria en el béisbol, Newport News, Virginia. Cinco años más tarde, Nelson fue enviado al extranjero, a Berlín, y fue allí donde se realizó la verdadera vocación de su vida. Después de la guerra, Alemania se dividió en zonas occidentales (aliadas) y orientales (rusas). Berlín también se dividió en zonas occidentales y orientales; Sin embargo, ominosamente, la ciudad capital estaba situada completamente dentro de la zona rusa. En junio de 1948, Rusia bloqueó Berlín, cerrando todos los accesos terrestres, de canales y ferroviarios al lado occidental de la ciudad, cortando todos los suministros vitales del oeste. En respuesta, los aliados comenzaron el puente aéreo de Berlín: durante los próximos quince meses,

Dicha operación requería un mantenimiento constante no solo de los aviones aliados, sino también, especialmente, de las pistas de aterrizaje del aeropuerto de Berlín. Tres aeropuertos fueron utilizados durante el puente aéreo: Gatow, el campo británico; Tegel, los franceses; y Tempelhof, en la zona americana. En mayo de 1948, Nelson había sido nombrado Jefe de Construcción del Puesto Militar de Berlín. En ese cargo, su responsabilidad principal era el mantenimiento de Tegel y Tempelhof, así como otros proyectos de construcción críticos para el éxito del puente aéreo. Durante casi un año, Nelson llevó a cientos de hombres a realizar reparaciones en la pista las 24 horas para asegurar despegues y aterrizajes exitosos de aviones aliados. Cada 30 segundos, un avión despegaba o aterrizaba desde Berlín Occidental, y las superficies de las pistas necesitaban atención constante. En marzo de 1949, sin embargo, la gira de Nelson se completó, y debía regresar a los Estados Unidos. Con numerosos proyectos vitales en marcha, el momento no podría haber sido peor.

Nelson se retiró del ejército en 1957. Falleció en 1983 y está enterrado con su esposa, Elsie, en el monte de Lebanon. 
Cementerio de Lebanon. 
(Foto proporcionada)

En lugar de irse a casa, Nelson renunció a su comisión y se convirtió en ingeniero civil. Al hacerlo, pudo permanecer en Berlín y continuar el trabajo que había comenzado. Aunque los rusos levantaron oficialmente el bloqueo en mayo, los aliados continuaron el puente aéreo hasta septiembre de 1949, con el fin de almacenar suministros en caso de que surja la necesidad de alimentar a los dos millones de ciudadanos de Berlín Occidental. Poco después, “en reconocimiento de su servicio excepcionalmente meritorio”, Nelson fue galardonado con la Medalla de Elogio del Ejército por el general Lucius Clay, el gobernador militar de los Estados Unidos. El zurdo se había convertido en un héroe después de todo.

En enero de 1957, después de varios años de servicio en los Estados Unidos en Baltimore, el teniente coronel Nelson Greene se retiró del ejército y regresó definitivamente al Líbano. Por el resto de su vida, hasta su muerte en 1983, Nelson y Elsie residieron en 212 E. Grant Street. Hoy yacen en el monte del Líbano. Cementerio del Líbano.

El 2 de noviembre de 1970, en el Treadway Inn de Lebanon, Nelson fue incluido en el Capítulo Central del Salón de la Fama del Deporte de Pensilvania.

Traducido por Nelly Arvizu


Advertisement

Nelson “Chip” Greene, nieto de Nelson George Greene, es gerente de proyectos / contratista del gobierno federal. Historiador del béisbol, ha sido miembro de SABR, la Sociedad para la Investigación Americana del Béisbol, durante más de 15 años. Chip ha escrito numerosos ensayos de béisbol que han sido publicados tanto en línea como impresos. Vive con su esposa e hijas, en Waynesboro, PA.

Advertisement

¿Quieres enviar tu propia columna?
?
Obtenga más información aquí.

Advertisement
Advertisement