As a new community service, LebTown will begin publishing Spanish language translations of coronavirus news. We will do our best to get as much information out to the public as quickly as possible.

Como un nuevo servicio comunitario, LebTown comenzará a publicar traducciones en Español sobre las noticias de el Coronavirus. Haremos todo lo para transmitir al público la mayor cantidad de información posible.

English

Esta columna se envió a LebTown. Lea nuestra política de envío aquí.

Las elecciones presidenciales de este otoño se avecinan rápidamente, y durante todos los días previos al 3 de noviembre, los líderes del condado de Pensilvania y los funcionarios electorales están trabajando arduamente preparándose para administrar una elección imparcial y precisa. ¿Y qué es lo más importante para ellos? Asegurarse de que los votantes puedan emitir sus votos, independientemente del tipo de boleta que utilicen, y de que esos votos se cuenten con precisión de acuerdo con la ley.

En junio, Pensilvania tuvo su primera experiencia con boletas por correo en virtud de la Ley 77 de 2019, aunque como copia al carbón del proceso de ausencia de décadas, sin la necesidad de una excusa, también fue una experiencia familiar. Sabíamos que las boletas por correo iban a ser una opción popular, pero debido a COVID-19, el número de boletas por correo excedió con creces cualquier conjetura que pudiéramos haber tenido alrededor de 1.4 millones, o alrededor del 40% de todos los votos emitidos. Sin embargo, a pesar de los desafíos, los condados administraron una elección primaria en estas circunstancias más singulares de la manera más segura, eficiente y fluida que siempre lo han hecho.

Con esta primera vuelta de boletas por correo durante las primarias y la demanda extraordinariamente alta debido a la pandemia, los condados aprendieron algunas lecciones valiosas sobre cómo podemos asegurar las elecciones generales de noviembre, una elección presidencial en un estado de campo de batalla con una alta participación anticipada. puede ofrecer resultados oportunos sin sacrificar la seguridad o la precisión. Sin embargo, esto requerirá cambios en la ley estatal y el tiempo se está agotando rápidamente para promulgar esos cambios y aún así permitir el tiempo suficiente para que los condados los implementen con éxito.

En particular, como predijeron los condados, era una perspectiva abrumadora procesar el gran volumen de boletas por correo en su totalidad el día de las elecciones, lo que implica verificar la información del votante, abrir dos sobres para cada boleta y preparar las boletas para escanearlas. Y, por supuesto, los condados también se consumieron con las tareas críticas de implementar una elección en persona exitosa el 2 de junio. Como resultado, muchos condados no pudieron terminar de contar las boletas por correo ese mismo día.

Si las tendencias de envío por correo continúan en noviembre, el número de boletas será demasiado abrumador para que los condados las procesen solo el 3 de noviembre, y los condados enfrentarán desafíos muy reales para proporcionar resultados oportunos después de las elecciones.

Como expertos en la administración de elecciones, los condados instan a la Asamblea General a tomar medidas rápidas para priorizar algunos cambios simples en la ley que los ayudarán a cumplir su objetivo de entregar resultados oportunos y precisos a los ciudadanos de Pensilvania, y asegurarse de que cada voto cuente.

Si bien reconocemos que hay varias propuestas para hacer cambios al Código Electoral, encabezar la lista de cambios de procedimiento necesarios de los condados les está permitiendo tanto tiempo como sea posible, hasta tres semanas antes del día de las elecciones, para comenzar el laborioso trabajo manual de pre-escrutinio. Esto significa simplemente procesar y preparar las boletas por correo, incluso sacarlas de sus sobres, para que las boletas puedan tabularse de manera eficiente el 3 de noviembre.

Sin la capacidad de realizar un escrutinio previo al día de las elecciones, pueden pasar días o incluso semanas hasta que se conozcan los resultados finales de las elecciones. La ley actual permite el escrutinio previo a partir de las 7 am del día de las elecciones, sin embargo, los condados deben concentrar todos sus esfuerzos en llevar a cabo las elecciones en persona el 3 de noviembre y es probable que no puedan desviar recursos al correo previo al escrutinio. -en las papeletas de ese día. Cuanto más tiempo tengan los condados para llevar a cabo este proceso, mejor preparados estarán para administrar una elección en persona segura y proporcionar resultados oportunos.

Otro cambio que los condados identificaron para aliviar los desafíos del día de las elecciones es retrasar la fecha límite para solicitar boletas por correo de una semana a dos semanas antes de la elección, lo que brinda más tiempo para que la boleta pueda llegar del condado al votante y de nuevo a través del correo. Con retrasos postales y preocupaciones de salud pública, este cambio de fecha límite ayudará tanto a los condados como a los votantes al crear menos incertidumbre sobre si las boletas se recibieron a tiempo. Los votantes podrán recibir su correo electrónico de confirmación y estar seguros de que su boleta fue recibida, lo que permitirá operaciones más eficientes en los lugares de votación y ayudará a la gestión de riesgos de COVID-19 al reducir las multitudes.

Finalmente, los condados hacen un llamado a todos los residentes de Pensilvania para que también hagan su parte para asegurarse de que su voto sea recibido y pueda contarse de manera oportuna. Si planea votar mediante boleta por correo, ahora es el momento de enviar su solicitud, de modo que tan pronto como las boletas estén certificadas y disponibles, pueda recibir su boleta lo antes posible. Y luego asegúrese de devolver su boleta completa de inmediato para ayudar a mitigar los impactos de posibles retrasos.

Los condados tienen la mayor confianza en que todos nuestros sistemas de votación son seguros y que todos los votos de los residentes de Pensilvania se contarán correctamente. Con unos pocos cambios simples, podemos ayudar a evitar que Pennsylvania se convierta en una noticia nacional mientras esperamos los resultados y ayudamos a los condados a seguir cumpliendo con su responsabilidad como administradores de nuestra democracia.

Lisa Schaefer se graduó de LVC y es directora ejecutiva de la Asociación de Comisionados del Condado de Pennsylvania (CCAP). CCAP es una asociación estatal sin fines de lucro y no partidista que representa a los 67 condados de Pensilvania.

Traducido por Nelly Arvizu

¿Quiere enviar su propia columna?
?
Obtenga más información aquí.

Lea la entrevista de LebTown de 2019 con Schaefer aquí.