La familia, la artesanía y la tradición se mezclaron en el negocio de pretzels de Shuey

5 min readPosted September 24, 2020

As a new community service, LebTown will begin publishing Spanish language translations of coronavirus news. We will do our best to get as much information out to the public as quickly as possible.

Como un nuevo servicio comunitario, LebTown comenzará a publicar traducciones en Español sobre las noticias de el Coronavirus. Haremos todo lo para transmitir al público la mayor cantidad de información posible.

Advertisement

English

Esta no es la historia de un manjar holandés de Pensilvania salado y delicioso. Es la historia de lealtad, tradición y parentesco. Es una historia de familia.

Seguro, puede ser un cuento un poco retorcido. Pero la familia que se retuerce permanece unida.

Los Shueys han estado haciendo pretzels artesanales en Lebanon durante 93 años. Es una empresa familiar que ha resistido la prueba del tiempo y ha creado una institución en Lebanon.

Con tres Shuey trabajando actualmente en el negocio (copropietarios y hermanos, Doug y Clayton Shuey, y el hijo de Clayton, Chris), la empresa de tres generaciones continúa operando desde su tienda combinada e instalación de producción en el lado noreste de Lebanon. Desde 1927, no menos de una docena de panaderos de Shueys han convertido el negocio en lo que es hoy, aunque no siempre ha estado en el mismo lugar.

“Ha habido muchos miembros de la familia que han ayudado en el camino”, dijo Doug Shuey. La empresa tiene otros empleados pero siempre será una tradición familiar. “Cuando dices que son los pretzels de Shuey, realmente son los pretzels de Shuey”

Advertisement
De izquierda a derecha: Clayton Shuey y Doug Shuey, hermanos y copropietarios.

“No hay muchas empresas familiares en Lebanon que hayan estado operando tanto tiempo. Quieres mantenerlo intacto ”, dijo Shuey. “Solía ​​decirle a mi abuelo: ‘Algún día quiero hacerme cargo del negocio de los pretzels’. Él decía: ‘Sí, claro’. Pero lo hemos mantenido “.

El abuelo de Shuey, Raymond, quien también fundó el Dixie Drive-In original , aprendió el arte y la ciencia de hacer pretzels en Reading, antes del inicio de la Gran Depresión. “Mi abuelo fue a Reading cuando estaba en sexto grado, y vendía pretzels en la esquina de la calle, y lo hizo durante años”, dijo Shuey. “Así es como se metió en el negocio”.

Originalmente, Shuey’s Pretzels estaba ubicado en las calles Sixth y Maple de la ciudad. Raymond Shuey luego construyó la tienda actual en 702 East Lehman Street en 1941.

Advertisement

“Los vendedores solían visitar a mi abuelo y tratar de convencerlo de que comercializara los pretzels en un paquete elegante con un logotipo”, agregó Shuey. “Le decían: ‘Pones tus pretzels en una bolsa de plástico simple’. Mi abuelo les decía: ‘No importa en qué bolsa los pongas. Es lo que entra en la bolsa’. No somos lujosos. Si es bueno, la gente los comprará”.

Esa tradición se puede degustar en cada bocado de Pretzel de Shuey. Si bien la mayoría está de acuerdo en que es el amor lo que hace que los pretzels sean deliciosos, el propio Shuey afirma que el fuego de carbón que hornea los pretzels es el ingrediente clave.

Advertisement
El horno de carbón sobre el que se hornean los pretzels.

“Es el horno de carbón lo que hace que sepan tan bien”, dijo Shuey, de 58 años. “Hasta donde yo sé, somos la única panadería que todavía hace pretzels en un horno de carbón. Hoy todo está subcontratado. Es un proceso demasiado lento para hacerlos como los hacemos nosotros. Nadie más hace pretzels como esos”.

“Como somos pequeños, compramos en pequeñas cantidades”, dijo Shuey. “Compro alrededor de 2500 libras de harina a la vez. Cada vez que sacamos harina, puede ser diferente, así que hay que adaptarse. Con el tiempo pasa lo mismo, hay que adaptarse. No tenemos un área de horneado con temperatura controlada”.

“Hay una especie de arte en ello”, continuó Shuey. “Aprendes sobre la marcha. Tienes que poder juzgar tu día. Tienes que adaptarte a todo. Nuestros pretzels están más crujientes, no son demasiado duros. Si la harina recibe demasiada agua o no lo suficiente, puede afectar el pretzel. Tienes que asegurarte de que el agua esté bien, porque si no lo haces, puede tirar todo”.

Advertisement

“Los pretzels suaves son fáciles”, agregó Shuey. “Son harina, agua, malta y levadura. Los pretzels duros son manteca, margarina, malta, levadura y agua. Pueden ser un poco más difíciles. Lo mezcla, lo coloca en la máquina de laminación y luego lo gira a mano. Una vez que estén criados, debes hornearlos. En el horno, suele tardar unos 10 minutos”.

Ya se trate de pretzels suaves, pretzels duros, de cerveza o regulares, salados, sin sal o oscuros, Shuey’s debe una parte de su éxito a un proceso constante que ha sufrido solo unos pocos ajustes menores a lo largo de los años. Los pretzels de Shuey siempre han enfatizado la calidad sobre la cantidad.

La receta de la familia Shuey que ha servido a los clientes durante décadas.

“Después de la muerte de mi abuelo, fuimos mi hermano y yo quienes lo mantuvimos. Mi padre más o menos nos ayudó, porque todavía estaba trabajando en ese momento. Mi papá venía y nos ayudaba después de salir del trabajo”.

Excepto por un corto tiempo después de graduarse de Cedar Crest High School, Doug ha trabajado los pretzels de Shuey durante la mayor parte de su vida natural.

Advertisement

“Solía ​​ayudar a mi abuelo cuando tenía 10 u 11 años”, continuó Shuey. “Crecí en el negocio. Cuando asumimos el control … sabíamos qué hacer. Aprendí mucho de mi abuelo y … de mi padre. Es algo que debes aprender haciendo. No hay ningún libro de texto. Cualquiera puede hacer pretzels, pero no todo el mundo puede hacerlo de la manera correcta”.

“¿Eh? No tengo la mínima idea. Mucho ”, dijo Shuey, cuando se le preguntó cuántos pretzels ha producido la tienda a lo largo del tiempo. “Tenemos gente que se acerca a nosotros y nos dice: ‘Tienes que expandirte’. Pero si hiciéramos eso, ellos (los pretzels) serían como los de todos los demás. Por eso lo hacemos de la forma en que lo hacemos”.

El frente de la tienda Shuey’s Pretzels, ubicada en East Lehman Street.

Shuey’s es una parte tan importante de Lebanon como Bolonia o los viejos túneles o los hornos de hierro. Durante años, los lugareños se han alineado en East Lehman Street en las primeras horas de la mañana solo para probar su sana bondad. Pero durante esos mismos años, la leyenda del sabor único de los pretzels de Shuey se ha extendido más allá de los límites del condado de Lebanon.

“Hay muy pocos pretzels”, dijo Shuey. “Los pretzels son predominantemente una cosa del este de Estados Unidos o Pensilvania. Pensilvania consume más pretzels que cualquier otro lugar del país. Es predominantemente holandés de Pensilvania. Hacemos que la gente se mude fuera del área y luego nos pida que les enviemos pretzels.

“Hicimos que un caballero le llevara nuestros pretzels al Papa”, continuó Shuey. “Alguien llevó nuestros pretzels a Washington, DC y se los presentó al primer presidente Bush. Hice que la Casa Blanca me llamara y me dijera que necesitaban un costo, porque llevan un registro de eso. Realmente pensé que estaban bromeando. Cuando hablas así … no todo el mundo puede decir que un presidente se comió sus pretzels”.

Aunque todos los emprendedores son una especie de visionarios, ni siquiera Raymond Shuey podría haber imaginado en qué se convertirían los pretzels de Shuey. Pero en alguna parte, él y un montón de otros Shueys anteriores, están sonriendo.

Advertisement

“Voy a seguir haciéndolo todo el tiempo que pueda”, concluyó Shuey. “Mientras la gente siga entrando por la puerta principal, seguiré haciendo pretzels. En este momento, estamos ocupados, pero no estábamos ocupados. Allí por un tiempo (al comienzo de la pandemia de COVID-19), se estaba poniendo difícil. La gente se quedaba en casa. A medida que avanzaba y seguía, solo llegaban clientes. Ahora no podemos seguir el ritmo”.
Traducido por Nelly Arvizu

Advertisement

¿Preguntas sobre esta historia? ¿Sugerencias para un futuro artículo de LebTown? Comuníquese con nuestra sala de redacción utilizando el formulario de contacto a continuación y haremos todo lo posible para responderle


Advertisement

More Stories