As a new community service, LebTown will begin publishing Spanish language translations of coronavirus news. We will do our best to get as much information out to the public as quickly as possible.

Como un nuevo servicio comunitario, LebTown comenzará a publicar traducciones en Español sobre las noticias de el Coronavirus. Haremos todo lo para transmitir al público la mayor cantidad de información posible.

English

A medida que las personas comienzan a ingresar a St. Benedict Abbot en 1300 Lehman St., se encuentran con una cinta azul y letreros destinados a imponer el distanciamiento social. Se alienta a todos a usar máscaras y evitar estar cerca de los que están fuera de su familia doméstica, entre otras precauciones.

Advertisement

Con un número reducido de feligreses, un voluntario instala un trípode y un teléfono. En un segundo, cientos de personas comienzan a unirse a través de la página oficial de Facebook, creando la nueva realidad peculiar de esta iglesia durante la pandemia.

Construida en 1906, St. Benedict Abbot es una de las ocho parroquias católicas del condado de Lebanon y la única que ofrece servicios en español e inglés. El padre José Elías Mera Vallejos es el sacerdote, que oficia en ambos idiomas.

Habiendo cerrado por COVID-19 en marzo, la iglesia saltó a las redes sociales, donde desde entonces han transmitido servicios religiosos.

Advertisement

“Comenzamos la liturgia en Facebook, a través del Internet, para conectarnos con nuestra gente”, dijo Mera Vallejos. Admitió que el desafío era explicar la pandemia “no con miedo, sino con seriedad, para que nos cuidáramos unos a otros”.

Un servicio en St. Benedict Abbot, configurado para la transmisión. (Foto proporcionada)

Guadalupe Barba, voluntaria regular de la iglesia, enfatizó el compromiso de la iglesia con la seguridad: “No hacemos nada que ponga en riesgo a las personas”.

Mera Vallejos también sabe que la comunidad hispana enfrenta un desafío cultural distinto.

Advertisement

“No se trata solo de venir a misa los domingos, es un ambiente familiar”, explicó. “Nos ha afectado. No poder abrazar, saludar”.

Sin embargo, Mera Vallejos se alegra de haber llegado a personas que antes no podían.

“La iglesia comenzó a abandonar los templos e ir a las casas”, dijo.

La pandemia en curso también ha tenido un impacto en las finanzas de la iglesia. Las horas de oficina se han reducido a la mitad, y la parroquia ha tratado de reducir gastos y programas. Los eventos futuros están planeados pero con precaución, ya que nada parece seguro.

Advertisement

Aun así, Mera Vallejos permanece esperanzado.

“No hay mal que dure mil años, ni cuerpo que pueda resistirlo”, dijo. “Dios prevalecerá después de esta pandemia. Quiero alentar a las personas a apreciar la vida sobre las cosas materiales. Aprecia a tu familia. Aprecia a Dios. No pierdas la esperanza.

Mientras tanto, San Benito continuará con su nueva presencia en línea. Y para aquellos que asisten físicamente, hay una solicitud adicional de Mera Vallejos después de que la Misa ha terminado: “Por favor, ayúdenos a desinfectar la iglesia si puede”.

Traducido por Nelly Arvizu

Advertisement

Lea toda la cobertura COVID-19 de LebTown aquí.


¿Hay alguna historia que creas que LebTown debería informar? Infórmele a nuestra sala de redacción utilizando el siguiente formulario.