Opiniones de los estudiantes: estudiante de último año de Lebanon reflexiona sobre el inesperado año

3 min readPosted October 15, 2020

¿Cómo está afectando a los estudiantes la pandemia de coronavirus? Quién mejor para decirnos que los propios estudiantes. Hoy publicamos una presentación de Lia Melendez, estudiante de último año de Lebanon

English

(Nota del editor: esta columna se escribió antes de que se conociera anoche la noticia de que Lebanon High School pasaría a ser solo virtual temporalmente).

Justo al comienzo de mi primer año de secundaria, hace cuatro años, me advirtieron que no pospusiera las cosas hasta el último año. Me advirtieron que me perdería demasiado solo para compensarlo en el último segundo. Por supuesto, no le presté atención. Quiero decir, ¿qué podría salir tan terriblemente mal para evitar que disfrute de mi último año en Lebanon High School? Claramente, no contaba con una pandemia para cerrar escuelas y tirar por la ventana todo lo que pensaba que sabía y esperaba.

Advertisement

Hable sobre gafarse de si mismo.

Durante tres años, apenas miré carteles de bienvenida, anuncios de partidos de fútbol, ​​y mucho menos me atreví a hacer todo lo posible por las festividades de la Semana del Espíritu. Todo porque estaba tan seguro de que posponer estos eventos especiales valdría la pena para que mi último año fuera memorable. De repente, como si fuera de la noche a la mañana, toda esa seguridad se desvaneció en el aire. Se desperdiciaron tantas posibilidades y no había nadie a quien culpar más que a mí. 

Ahora que la escuela está de vuelta en sesión con nuevas reglas y regulaciones, ¿qué debo hacer? ¿Cómo puedo aprovechar al máximo mi último año a 6 pies de distancia de mis amigos, a quienes solo veo dos veces por semana? Los otros tres días, estoy completamente desconectado de mis compañeros de clase, ya que las reuniones de Zoom, si alguna vez, son pocas y distantes entre sí.

De alguna manera, el almuerzo se ha convertido en treinta minutos de inclinarse sobre los asientos para escuchar una conversación ahogada. De hecho, nunca antes había tenido un almuerzo tranquilo en la cafetería de la escuela secundaria antes de este año. Incluso las clases pequeñas son menos animadas que antes, a menudo me pregunto si eso se debe a que los estudiantes ya no pueden tener sus conversaciones paralelas en susurros durante las conferencias. Supondría que a los profesores les habría gustado ese nuevo cambio, pero he notado un aumento en la cantidad de veces que los profesores han intentado crear más diálogo en la clase para llenar el incómodo silencio. Solo que, a menudo, se les responde con una mirada en blanco. Supongo que extrañan tanto interactuar con nosotros como nosotros extrañamos sentarse de espaldas a la pizarra; me refiero a hablar con ellos también …

Advertisement

Supongo que es el precio a pagar al elegir ser un estudiante híbrido en lugar de un estudiante 100% virtual. Ah, las ventajas. Los dos días en la escuela los dedicamos a absorber la mayor cantidad de información posible para prepararnos para los otros tres días que pasamos trabajando en línea. Esta opción permite a los estudiantes, como yo, tener más oportunidades de ayuda personalizada. Además, es la opción más cercana que tenemos a tener un año escolar “normal”. Lo que sea que “normal” signifique a este ritmo.

Supongo que es el precio a pagar al elegir ser un estudiante híbrido en lugar de un estudiante 100% virtual. Ah, las ventajas. Los dos días en la escuela los dedicamos a absorber la mayor cantidad de información posible para prepararnos para los otros tres días que pasamos trabajando en línea. Esta opción permite a los estudiantes, como yo, tener más oportunidades de ayuda personalizada. Además, es la opción más cercana que tenemos a tener un año escolar “normal”. Lo que sea que “normal” signifique a este ritmo.

¿Qué es la escuela secundaria sin un poco de adversidad? Lebanon High School no es de las que se acobardan ante las dificultades, y esta pandemia ciertamente no es una excepción. El cambio es inevitable y puedo aprender a adaptarme y encontrar lo bueno en lo malo.

Advertisement

Traducido por Nelly Arvizu

More Stories