Los nativos del condado de Lebanon encabezan la lucha de Pa. Contra la epidemia de opioides

5 min readPosted July 23, 2020

As a new community service, LebTown will begin publishing Spanish language translations of coronavirus news. We will do our best to get as much information out to the public as quickly as possible.

Como un nuevo servicio comunitario, LebTown comenzará a publicar traducciones en Español sobre las noticias de el Coronavirus. Haremos todo lo para transmitir al público la mayor cantidad de información posible.

English

Advertisement

Se ha tomado terreno, se ha avanzado. Pero todavía queda mucha lucha por hacer.

Jen Smith, una residente de Jonestown de 38 años, es una de los líderes de Pensilvania en la lucha contra la adicción, y los opioides específicamente. Su título dice “Secretaria de Programas de Drogas y Alcohol”, pero es realmente una general.

Lee Más: Cómo Jen Smith de Jonestown terminó liderando los programas de drogas y alcohol de PA

Advertisement

“Ojalá tuviera esta cuantificación mágica de lo que significa el progreso”, dijo Smith. “Algunas personas mirarían las muertes por sobredosis en Pensilvania y dirían que ciertamente hemos progresado en esa área. Pero creo que la respuesta radica más en los programas que se han implementado. Lo que solía suceder es que los pacientes tendrían una sobredosis, serían transportados al hospital, serían tratados, dados de alta y eso fue todo. Los hospitales intentaban sacar a los pacientes por la puerta lo más rápido posible”.

Lee Más: Progresos realizados contra los opioides en el condado de Lebanon, pero aún no hay vueltas de victoria

“Todavía estamos perdiendo 4.000 residentes de Pennsylvania cada año”, continuó Smith. “Sigue siendo muy crítico. Si bien hemos estado viendo una disminución, creo que en 2020 podríamos ver un aumento. El aislamiento, las dificultades financieras y la pérdida de empleo son perjudiciales para las recaídas. Creo que hemos demostrado que vamos por el camino correcto. El centro de comando ha sido crítico para mantener el impulso. Es realmente fácil cansarse de hablar de eso. Es realmente fácil quemarse. Pero perder 4.000 residentes de Pennsylvania cada año no es aceptable”.

Advertisement

Lee Más: Ayuda disponible para problemas de abuso de sustancias, ahora es el momento de comunicarse

Hace dos años, el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, firmó por primera vez una declaración de 90 días que faculta a las agencias estatales para combatir la crisis de los opioides, considerada una gran amenaza para la salud y la seguridad de los ciudadanos de la comunidad. Desde entonces, esa declaración se ha vuelto a firmar diez veces, y uno de los frutos del trabajo posterior ha sido la creación del Centro de Comando de Opioides.

Advertisement

El Centro de Comando de Opioides busca enfrentar la crisis a través del tratamiento, prevención, rescate, recuperación y sostenibilidad.

“Al reunir recursos, nos da la flexibilidad para relajar las regulaciones”, dijo Smith, miembro del gabinete del gobernador Wolf. “El centro de comando se reúne todos los lunes para hablar sobre la crisis de opioides predominantemente. El objetivo de las reuniones es reunir a las 16 agencias y presentar ideas sobre cómo enfrentar la crisis. Es una forma de coordinar lo que están haciendo todos y cómo estamos dirigiendo los recursos”.

“Es muy importante que las personas se den cuenta de que la adicción es una enfermedad cerebral”, continuó Smith. “Es más difícil de tratar que simplemente quitar el medicamento. La gente necesita buscar tratamiento. Lo que hemos aprendido en la última década es que el estándar de atención de oro es la medicación que ayuda con el tratamiento, lo que suena contra-intuitivo. Debe identificar cuáles son sus desencadenantes y debe querer volver a encarrilar su vida. Las personas que usan drogas tienden a no tener trabajo y flotan dentro y fuera del sistema de justicia. La gente tiene que estar dispuesta a aceptar ayuda. Tienes que aceptar ser parte del proceso”.

Lee Más: ‘Road to Recovery’ tiene como objetivo sofocar la adicción no tratada durante una pandemia

Advertisement

La actual crisis de opioides es solo la última de una larga línea de desafíos que los residentes con problemas de adicción de Pensilvania han enfrentado a lo largo de los años.

Ya en 2012, los investigadores comenzaron a identificar el abuso de las drogas inicialmente destinadas a aliviar el dolor. Tres años después, el uso ilegal de opioides comenzó a ganar fuerza, y poco después el abuso se convirtió en una crisis.

“Me tomó un tiempo ver que estaba aumentando”, dijo Smith. “Cuando comenzamos a ver un aumento, no creo que se haya tomado tan en serio como debería haber sido. Hubo una prescripción excesiva de opioides por parte de la comunidad médica. En algunos casos, los médicos escuchaban el mensaje de las compañías farmacéuticas de que no eran adictivos. Al mismo tiempo, también estábamos viendo una gran cantidad de drogas entrando al país. Todo ese tipo de cosas se unieron. Y en 2018, el gobernador Wolf declaró que la crisis de los opioides era un desastre”.

“Podría ser cualquiera [abusando de los opioides]”, agregó Smith. “Una de las cosas que la crisis de los opioides le ha enseñado a la nación es que la percepción de los consumidores de drogas ilegales era incorrecta. Tenemos personas que tienen empleos de cuello blanco, de seis cifras, que parecen tener todo junto, usando opioides. Desde el exterior, todo se ve genial. Realmente viene en todas las formas, todos los niveles de ingresos, todas las razas, todas las creencias religiosas”.

A lo largo de muchos años, los médicos han recetado opioides para disminuir el dolor, para pacientes que se recuperan de cirugías y aquellos afectados por enfermedades como el cáncer. Su efectividad está relacionada con el uso previsto y la moderación.

“En realidad, los opioides pueden ser un medicamento utilizado para tratar el dolor”, dijo Smith. “Se usan con mucha frecuencia en comunidades médicas, con personas que experimentan dolor real y para personas que tienen dolor a largo plazo. Durante muchos, muchos años, los opioides fueron esenciales para tratar el dolor, y ese uso aún existe. La necesidad médica del medicamento no va a desaparecer. Es muy efectivo Muchas veces, es el medicamento correcto. El problema es que algunas personas pueden volverse dependientes de esa droga”.

Advertisement

“En general, bloquea ciertos receptores en el cerebro”, agregó Smith. “Si alguien no tiene dolor, te haría sentir bien, hasta el punto de sentir sueño. Funciona mucho en contraste con un estimulante. Los opioides deprimen la estimulación y te hacen más tranquilo y relajado. Y cuanto más dependiente se vuelva, menos efecto tendrán los opioides en su cuerpo. Necesitas más para tener el mismo sentimiento”.

Advertisement

Parte de la batalla que Smith y los programas estatales de drogas y alcohol continúan luchando es uno de los estereotipos y la percepción pública. La adicción a las drogas no es una debilidad del carácter, sino una condición mental y fisiológica.

“Creo que esto es lo peor que hemos visto en términos de muertes”, dijo Smith sobre las crisis de drogas que los residentes de Pensilvania han enfrentado a lo largo del tiempo. “Si hubiera sido un evento de un año, podría haber sido una historia diferente. El mensaje subyacente es que cuando miras más allá de las muertes, muchas personas se vuelven adictas. La adicción es una enfermedad de por vida. En cualquier momento, existe la posibilidad de una recaída. Esto teóricamente podría acabar con las generaciones. Después de cinco años de recuperación bajo sus cinturones, las personas generalmente pueden sostenerlo. Pero lo que hemos visto con la pandemia de COVID-19 y el aislamiento, la pérdida de empleo y las dificultades financieras, esas personas también han recaído. Hay tantos efectos dominó con la enfermedad”.

“Es realmente importante que las personas sepan que hay esperanza de recuperación”, continuó Smith. “Al obtener la ayuda adecuada, las personas pueden vivir vidas saludables, felices y productivas. Que todo es posible para las personas que tienen esta enfermedad. Muchas otras personas han podido hacerlo”.

Las personas que necesitan ayuda pueden llamar al 1-800-662-4357.

Traducido por Nelly Arvizu


¿Hay alguna historia que creas que LebTown debería informar? Infórmele a nuestra sala de redacción utilizando el siguiente formulario.

Ayúdenos a proporcionar periodismo a las necesidades del Condado de Lebanon.
Si está agradecido por LebTown, considere unirse como miembro. Los miembros pueden ver nuestro calendario de publicaciones cada semana, además de invitaciones a un grupo de Facebook solo para miembros y horas felices.

Obtenga más información y únase ahora aquí.

Suscríbase a nuestro boletín para recibir actualizaciones cada día de la semana a las 3 pm

More Stories