[Carta] Elecciones regionales para jueces de los tribunales superiores es una mala idea

2 min read3 views and 3 shares Posted July 30, 2020

As a new community service, LebTown will begin publishing Spanish language translations of coronavirus news. We will do our best to get as much information out to the public as quickly as possible.

Como un nuevo servicio comunitario, LebTown comenzará a publicar traducciones en Español sobre las noticias de el Coronavirus. Haremos todo lo para transmitir al público la mayor cantidad de información posible.

English

Advertisement

Esta columna fue enviada a LebTown. Lea nuestra política de envío aquí.

El representante Russ Diamond (R-102) desde 2018 ha estado bloqueando proyectos de ley para arreglar distritos de la Casa Gerrymandered en Pennsylvania. Ahora tiene una nueva idea: manipular las circunscripciones electorales de la elección de nuestros jueces de los tribunales superiores, también.

Esta es una mala idea, por dos razones.

Advertisement

Primero, la manipulación de circunscripciones electorales concentra el poder en manos de unos pocos líderes del partido, ya sean republicanos de mayoría actual o posibles demócratas de mayoría futura. Este poder los tienta a trabajar para sí mismos y para intereses acaudalados, no para todos los residentes de Pensilvania. Al alejarse de las líneas distritales de los legisladores, los líderes crean asientos “seguros”. Los legisladores en esos escaños saben dos cosas: que están “a salvo” de los votantes porque sus distritos están “llenos” de miembros leales del partido. Y que están en deuda con los poderosos dibujantes del partido para mantenerlo así. Los cabilderos bien financiados en Harrisburg también conocen este juego y pagan para mantenerlo en funcionamiento.

El proyecto de ley de Diamond, que aprobó la Cámara de Representantes y el Senado en las votaciones partidarias, cambiaría la votación de los jueces de los tribunales superiores de las elecciones estatales a las elecciones regionales de distrito. Adivina quién trazará las líneas distritales de los jueces: esos mismos poderosos líderes del partido, lo que les permite gerrymander y el control de una segunda rama del gobierno. Sabemos lo que proviene del poder resultante sin verificar y equilibrado, nada bueno.

En segundo lugar, el proyecto de ley de Diamond ignora un principio clave del gobierno: que la rama judicial debe estar separada y protegida de la política. Pensilvania es un caso atípico en la politización de su poder judicial. Todos menos cinco estados evitan esto eligiendo jueces de manera diferente a Pennsylvania. Por ejemplo, otros 23 estados y DC seleccionan jueces de una lista no partidista de candidatos altamente calificados de “mérito”, y cinco estados usan sus gobernadores para nombrar jueces. Seguramente, cualquiera de estos otros métodos sería mejor que el enfoque de Diamond para reformar la selección judicial.

Advertisement

El Dr. Duncan MacLean es un residente del municipio de South Lebanon.

Traducido por Nelly Arvizu

¿Quieres enviar tu propia columna?
👇
Obtenga más información aquí.

Advertisement

More Stories